• Suscribirse
  • RSS

Quiero ser el agente de Tiger Woods

Que nadie se asuste. En ningún caso pretendo competir con IMG, la mayor agencia de representación del mundo que, entre otros, ostenta la explotación comercial de la imagen de Tiger Woods. Ni tampoco pretendo pasarme al golf. Mi pasión y mi negocio seguirán estando en el fútbol.

Lo que quiero decir es que, después de todo lo que se ha escrito sobre la pérdida de negocio que le ha supuesto a Tiger el escándalo mediático por supuestas relaciones extra-matrimoniales (que en ningún caso pretendo valorar), Tiger Woods mantiene un potencial mediático y de captación de patrocinadores que seguirá suponiendo un filón de negocio para sus agentes, o sea para IMG. Veamos.

Tiger Woods, el mejor deportista de todos los tiempos y con ingresos anuales superiores a los 100 millones de dólares (según Forbes), vuelve esta semana a la competición después de 5 meses en activo, participando en el mítico Masters de Augusta. Y con este regreso volverán a subir las audiencias de televisión, las ventas de entradas de los torneos y, cómo no, volverán los patrocinadores –actuales y futuros- al lado de Tiger Woods.

Hoy pretendo centrarme en las consecuencias que estos 5 meses de inactividad -y sobretodo el motivo de la misma- han tenido en los ingresos por patrocinios de Tiger.

Algunos de sus patrocinadores le han abandonado -caso de Accenture, ATT y Gatorade-, otros se han tomado un descanso en la utilización de su imagen –Gillette, Tag Hever- y otros han mantenido su apoyo incondicional –Nike y EA Sports-. La posición de estas dos últimas marcas es especialmente previsible por cuanto, además de utilizar a Tiger Woods en su publicidad, tienen un millonario negocio en la comercialización de productos que llevan su nombre.

No podemos obviar que el escándalo mediático y posterior linchamiento público al que ha sido sometido Tiger Woods va a tener consecuencias en la forma de explotar su imagen. Y eso significa trabajo para sus agentes, pero mucho trabajo al fin y al cabo.

La comercialización de la imagen de un deportista (de la que hablaremos a menudo en este blog) requiere un trabajo previo de definición de posicionamiento según una serie de variables, en función de la personalidad y calidad técnica del deportista en cuestión. Las variables elegidas y su ponderación nos conducen a una serie de marcas que sobre el papel encajan mejor con el posicionamiento elegido.

En el cuadro adjunto encontraréis una proyección del mapa de posicionamiento (actual y futuro) de Tiger Woods, según el cual la nueva situación ha provocado un cambio en su imagen y en la ponderación de los atributos asociados a la misma. Así, empresas que se habían asociado a Tiger, por ejemplo, por su imagen de perfección (como podría ser el caso de Accenture), se han encontrado con que la evolución de la imagen de Tiger ya no encaja de la misma manera con los atributos de la marca. Por el contrario, la demostración de que Tiger no es perfecto, nos lleva a una situación que nos permitirá acercarnos a marcas asociadas a la rebeldía (por ejemplo Red Bull), que en el pasado no hubieran tenido interés ninguno en utilizar la imagen del mejor golfista del mundo.

En definitiva, entre las muchas tareas del agente de los deportistas está la comercialización de su imagen en base a un posicionamiento concreto. En el caso de Tiger se trata de identificar la evolución del posicionamiento y empezar un nuevo trabajo de captación de marcas en base a tal evolución. En cualquier caso, un importante negocio tanto para Tiger como para sus agentes.

Be Sociable, Share!

3 Comments

No comments yet.

Leave a comment

* Datos Obligatorios

© Esteve Calzada, 2017
Powered by Global Net Sports