• Suscribirse
  • RSS

Sustituir a un portero mítico, un auténtico quebradero de cabeza

El 23 de diciembre de 2012 la noticia de la suplencia de Iker Casillas en Málaga corrió como la pólvora y dio la vuelta al mundo a toda velocidad. El mítico portero, santo y seña del madridismo y de la selección española, se veía relegado al banquillo en un partido de liga por primera vez en 10 años. Unas semanas más tarde, los representantes de Víctor Valdés anunciaban que el mejor portero de la historia azulgrana había decidido no renovar el contrato que finaliza en junio de 2014, provocando el correspondiente revuelo mediático y social entre la parroquia culé. De un plumazo y casi al mismo tiempo, los rectores deportivos de los dos grandes del fútbol español se topaban con la necesidad de identificar posibles sustitutos de sus míticos porteros.

Y es que Iker Casillas y Víctor Valdés se han convertido en mitos de sus respectivos clubs por méritos propios. El portero de Móstoles está cumpliendo su catorceava temporada en el primer equipo del Real Madrid, donde se convirtió en titular indiscutible tras 3 temporadas iniciales alternando con Bodo Illgner y César. Desde su debut en la temporada 1999-2000, Iker Casillas ha jugado nada menos que 653 partidos oficiales con la camiseta del club merengue, y ha ganado 5 Ligas, 1 Copa del Rey, 4 Supercopas de España, 2 Champions League, 1 Supercopa de Europa, 1 Mundial de Clubs y 1 Trofeo Zamora.

Por su parte, Víctor Valdés cumple su undécima temporada en la portería del FC Barcelona, a donde llegó en la temporada 2002-03, convirtiéndose en titular indiscutible tras competir con Bonano en su primera temporada y con Rustu en la segunda. Durante los últimos once años, el meta catalán ha jugado 464 partidos oficiales con la camiseta azulgrana, ganando la friolera de 5 Ligas, 2 Copas del Rey, 5 Supercopas de España, 3 Champions League, 2 Supercopas de Europa, 2 Mundiales de Clubs y 5 Trofeos Zamora.

Si además tenemos en cuenta que ambos porteros tienen actualmente 31 años, queda claro que hasta este momento la elaboración de un plan B para la portería no entraba en los planes ni del Real Madrid ni del FC Barcelona.

Y es que la historia nos demuestra la dificultad que entraña identificar el reemplazo adecuado de un portero que a lo largo de los años ha conseguido la difícil tarea de convertirse en titular indiscutible de un equipo grande. Así, revisando los casos de los porteros míticos más destacados de los últimos tiempos –Peter Schmeichel, Oliver Khan, Andoni Zubizarreta y Paco Buyo- observamos que ninguno de ellos llegó a tener un relevo estable e inmediato.

Peter Schmeichel fue el inquilino indiscutible de la portería de Old Trafford durante 8 años, desde la temporada 1991-92. Cuando se retiró en 1999, el Manchester United necesitó 7 temporadas hasta dar con un nuevo cancerbero de larga duración. Bosnich, Van der Gow, Barthez, Carroll y Howard alternaron titularidad hasta la llegada de Edwin Van der Sar. Por su parte, el Bayern de Munich tampoco consiguió encontrar sustituto a la primera para el legendario Oliver Khan, que se mantuvo nada menos que 14 temporadas al frente de la portería del club bávaro. Rensing, Butt y Kraft se turnaron con más pena que gloria en la portería durante 3 años, hasta que el Bayern decidió invertir 25 millones de euros en el fichaje de Manuel Neuer.

El Real Madrid y el FC Barcelona también vivieron en sus propias carnes la dificultad de sustituir a un portero mítico. Así, el equipo merengue tardó 7 años en consolidar a Iker Casillas como sustituto de Paco Buyo, que durante 10 temporadas fue dueño y señor de la portería de la casa blanca. Tras la retirada del portero gallego en la temporada 1995-96, Illgner, Cañizares, Contreras, Bizarri, César y el propio Iker desfilaron por la portería del Santiago Bernabeu.

Pero la sustitución más complicada de la historia reciente fue sin duda la de Andoni Zubizarreta en el FC Barcelona, tras la decisión de Johan Cruyff de prescindir del portero vasco en 1994 después de 8 temporadas como titular indiscutible. Hasta que en la temporada 2003-04 Víctor Valdés consiguió hacerse con la titularidad, durante 9 años desfilaron hasta 11 porteros por la meta del Camp Nou sin que ninguno de ellos consiguiera consolidarse a largo plazo. Busquets, Angoy, Lopetegui, Vitor Baía, Arnau, Hesp, Reina, Dutruel, Bonano, Enke y Rustu fueron los que lo intentaron durante este tiempo. (haz click aquí si no puedes ver los gráficos directamente en pantalla http://tinyurl.com/cygrxsj )

 

 

Los datos demuestran pues que la sustitución de un portero mítico es un reto monumental para el cual es necesario armarse de mucha paciencia, en el que la probabilidad de rotación en la portería es elevada y donde sin duda será necesario rascarse el bolsillo.

 

¿Cuánto vale el sustituto?

El Real Madrid, con el incentivo añadido de la lesión del propio Iker, movió ficha rápidamente y fichó a Diego López por 3,5 millones de euros en el mercado de invierno, demostrando al mismo tiempo su falta de confianza en el canterano Adán. Teniendo en cuenta además las buenas actuaciones de Diego López durante la ausencia de Iker Casillas, y la edad de ambos porteros (31 años), el Real Madrid gana tiempo en la estrategia de sustitución de su portero mítico.

En cambio, el FC Barcelona –a no ser que Víctor Valdés reconsidere su postura- deberá acudir al mercado el próximo verano o el siguiente en busca del inquilino a largo plazo de la portería del Camp Nou, ya que ninguno de los porteros de sus categorías inferiores parece ofrecer las suficientes garantías. Y bien lo saben los agentes de los porteros más cotizados, que se preparan para ofrecer a sus clientes y sueñan con ser la opción elegida.

Así las cosas, a la hora de llevar a cabo la elección más adecuada, el coste del fichaje se erige como uno de los principales factores a tener en cuenta. En este sentido, son 4 las grandes variables que dictaminarán el nivel de inversión a realizar en un nuevo portero:

1. Variables individuales

Se trata obviamente del componente que más influye en el valor de un portero en el mercado. Aquí encontramos los datos clave del portero, como por ejemplo la edad. El candidato para portero a largo plazo no debe ser ni excesivamente veterano ni tampoco demasiado joven o falto de experiencia. Las variables técnicas son también de capital importancia y varían en función del equipo. Por ejemplo, en el caso del FC Barcelona, el meta deberá tener un buen manejo del balón con los pies y acierto en las salidas y en el uno contra uno. Sin olvidarnos de sus estadísticas ni por supuesto de las cuestiones contractuales. En este sentido, un aspecto clave es la situación de amortización en que se encuentra el contrato del portero en su club actual, en función del traspaso pagado en su momento. Así por ejemplo, David de Gea, que costó al Manchester United 20 millones de euros hace dos temporadas y que firmó un contrato de 5 años, costaría un mínimo de 12 millones al final de la temporada 2012-13, sin tener en cuenta el beneficio que sin duda esperarían obtener los diablos rojos.

2. Club comprador

El perfil del club comprador, su situación financiera y la urgencia del fichaje influirán también de forma decisiva en el importe final del traspaso. Así, cabría esperar que el FC Barcelona se topara con expectativas de traspaso altas dada la fortaleza económica del club catalán. No obstante, a su favor jugarán factores como el deseo de los mejores porteros disponibles de formar parte de una plantilla de ensueño, así como la posibilidad de especular con varios candidatos para empujar el precio a la baja.

3. Club vendedor

Los clubs con urgencias económicas tendrán mayor necesidad de vender a sus porteros estrella, no solo por el interés en poder hacer caja, sino por la dificultad de acceder a sus pretensiones de incremento salarial. Por ello, entre candidatos de informes técnicos similares, se barajarán cifras inferiores por porteros como Guaita (Valencia), Andrés Fernández (Osasuna) o Stekelemburg (AS Roma), que por los cancerberos de equipos poderosos como Neuer (Bayern), David de Gea (Manchester United) o Joe Hart (Manchester City).

4. Variables de mercado

Por último, la situación del mercado en cada momento y la habilidad negociadora de los ejecutivos, entre otras  cuestiones, pueden provocar importantes desviaciones en relación a los importes que teóricamente cabría esperar del análisis de las variables objetivas ya mencionadas. Por ejemplo, el número de equipos grandes en busca de portero mítico –AC Milán y Arsenal podrían acudir al próximo mercado junto con el FC Barcelona- o el precio de operaciones de traspaso recientes –en verano el Tottenham pago 12,6mio€ al Olympique Lyonnais por el internacional Hugo Lloris- influirán de forma determinante en el precio final acordado. (haz click aquí si no puedes ver el gráfico directamente en pantalla http://tinyurl.com/cs5opnz )

 

 

El FC Barcelona tiene por tanto ante sí un importante reto a la hora de identificar a su próximo portero mítico y también de conseguir rebajar al máximo el importe de la inversión a realizar. Además, muy probablemente se presentará en el mercado tanto en posición compradora como vendedora, ya que la no continuidad de Víctor Valdés invita a intentar traspasarle el próximo verano y poder hacer caja antes de que finalice el contrato en junio de 2014.

Pero también otros equipos grandes deberán permanecer en guardia y prepararse para atar a su próximo portero de largo recorrido ya que, además de los ya mencionados Arsenal y AC Milán, Chelsea, Juventus, Liverpool y Real Madrid ya han visto como sus porteros rebasaban la treintena de años. El análisis de los casos recientes demuestra la dificultad de acertar a la primera en la sustitución del portero mítico, así que mientras tanto deseemos larga vida a los Cech, Buffon, Reina y Casillas.

Be Sociable, Share!

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment

* Datos Obligatorios

© Esteve Calzada, 2017
Powered by Global Net Sports