• Suscribirse
  • RSS

El efecto de la Roja arrasa en el mundo

Jamón ibérico, vino… y ahora también futbolistas. Tal cual. El mercado de traspasos de este último verano ha situado la cifra de futbolistas “exportados” por el balompié español en máximos históricos. Nada menos que 222 jugadores españoles militan en ligas extranjeras de primera división de todo el mundo, de modo que los futbolistas se incorporan a la lista de los bienes más preciados exportados globalmente por nuestro país.

6 años consecutivos de crecimiento

Desde que España consiguiera imponerse en la Eurocopa 2008, el número de jugadores de nuestro país que militan en ligas extranjeras no ha parado de crecer. Así, de los 70 futbolistas que jugaban en ligas internacionales en la temporada 2008-09 hemos pasado a tantos como 222 en la 2013-14. Y no solo eso, durante estos años ha crecido de forma considerable el número de jugadores españoles que militan en las otras grandes ligas europeas –Inglaterra, Alemania, Italia y Francia-, que se ha multiplicado por 3 hasta 48 futbolistas, prueba inequívoca de la mejora sustancial del nivel técnico de nuestros futbolistas.

 

En todos los rincones del mundo y con la Premier por bandera

El crecimiento exponencial de la cifra de futbolistas españoles en el extranjero viene acompañado también por el importante aumento del número de países interesados en “adquirir” nuestro preciado bien. Y es que en la temporada 2013-14 habrá futbolistas de nuestro país en hasta 40 ligas diferentes (además de la española), cifra que contrasta con las 18 de años atrás. Así pues, además de tener jugadores en las ligas más potentes, el fútbol español tiene ahora presencia en lugares tan variopintos como Azerbaijan, Hong Kong, Moldavia o Nueva Zelanda.

El éxito exportador de nuestro fútbol se demuestra también por su capacidad de colocación de jugadores en la Premier League inglesa, la competición más rica del mundo. Los 31 futbolistas españoles que militan esta temporada en la Premier representan el número más alto jamás alcanzado, y sirven para igualar a Grecia como el principal destino de nuestras “exportaciones”. Además, la liga española se ha colocado como la segunda gran proveedora de futbolistas de la liga inglesa, tan solo superada por Francia.

La Premier League es además la competición en la que nuestros futbolistas se encuentran más a gusto y donde consiguen mayor estabilidad y continuidad. Como consecuencia, Inglaterra es la liga en la que los jugadores españoles permanecen durante más tiempo, con un promedio de 3 años de estancia. En el otro extremo encontramos países como Estados Unidos, Islandia, Eslovenia o Israel en los que en promedio nuestros futbolistas no consiguen permanecer ni tan siquiera un año.

 

Negocio redondo

El incremento del número de jugadores vendidos y del valor de cada uno de ellos ha traído consigo un record más, ya que en el mercado de traspasos de este último verano se exportaron futbolistas españoles por valor de 139mio€, con la venta de Thiago Alcántara del Barça al Bayern de Munich en el primer lugar del ranking. Gracias a ello, algunos equipos como el Sevilla (Negredo y Navas) y el Valencia (Soldado) han obtenido importantes beneficios en momentos de máxima dificultad económica, vitales para conseguir mejoras sus cuentas.

 

La necesidad económica, la clave

A nadie escapa que el abrumador éxito exportador del fútbol español del último verano tiene mucho que ver con la imperiosa necesidad de los clubs de vender a sus mejores jugadores por motivos económicos, tanto por la necesidad de cuadrar cuentas y reducir deuda como por la dificultad de poder satisfacer sus crecientes exigencias salariales.

La mejora de la calidad de técnica de nuestros futbolistas, así como el marketing resultante de los grandes éxitos de la Selección Española y de algunos de los jugadores que salieron al extranjero recientemente –como Silva, Michu, Cazorla o Mata- figuran también entre las causas de la máxima proliferación de jugadores españoles en el mundo.

Las cifras de exportación de la denominación de origen “Fútbol Español” nos acercan poco a poco a las grandes potencias Brasil y Argentina, que actualmente tienen 843 y 459 jugadores repartidos por todo el mundo. Pero también abren el interrogante sobre la posible pérdida de competitividad de nuestra liga.

Sólo con el paso del tiempo y con los resultados internacionales de los clubes españoles –asumiendo que la Selección Nacional mantendrá su potencial con independencia de las ligas en que militen los jugadores- tendremos la respuesta. Por lo pronto, la Liga BBVA, con un 59,8%, es la competición con mayor número de jugadores nacionales de entre las grandes ligas europeas, por lo que el reto consistirá en mantener la competitividad con los jugadores que se queden más los que puedan identificar los directores deportivos y ojeadores con mejor olfato de nuestro fútbol.

(haz click aquí si no puedes ver los gráficos directamente en pantalla http://tinyurl.com/qdx562x )

 

Be Sociable, Share!

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment

* Datos Obligatorios

© Esteve Calzada, 2017
Powered by Global Net Sports