• Suscribirse
  • RSS

FICHAR A MESSI ¿MISIÓN IMPOSIBLE?

El sueño imposible de fichar a Messi ha regresado con más fuerza que nunca al primer plano de la actualidad. Las calculadoras echan humo ante los rumores sobre una posible mala relación con su entrenador y las enigmáticas declaraciones del jugador en los medios de comunicación. Ya no se escucha con rotundidad que quiere desarrollar toda su carrera en el Barça y ello ha alertado a algunos de los clubs más poderosos, que echan cuentas ante el viejo anhelo de hacerse con los servicios del cuatro veces ganador del balón de oro. 

¿Cuánto cuesta fichar al crack argentino?

Fichar a Messi no es precisamente un “chollo”. Por un lado, está claro que con elecciones a la vuelta de la esquina y sin poder fichar recambios hasta 2016, el Barça nunca se sentará en una mesa de negociación para vender al mejor jugador de su historia y se remitirá a la cláusula de rescisión, que es nada menos que de 250 millones de euros. Pagar 250 “kilos” por Messi supondría un 20% más de los que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo y Bale juntos, hasta ahora los fichajes más caros de la historia.

Por otro lado, para “convencer” al jugador serían necesarios no menos que 50 millones de euros de salario bruto anual, o lo que es lo mismo 25 millones de euros netos por temporada. Así pues, suponiendo que el contrato ofrecido fuera de cinco años, el coste de la operación se situaría en la friolera de 100 millones anuales, resultantes de sumar 50 millones de la amortización del coste de la cláusula (50 millones durante 5 años hasta cubrir los 250) a los 50 millones de salario bruto de cada año. Un dineral.

Los equipos que podrían “soñar” con la operación

Con el fútbol italiano en el ocaso –ya no aparece ningún fichaje de la Serie A en el top 10 mundial desde la época de Crespo, Buffon o Vieri-, y con el dueño ruso del Mónaco cansado de poner dinero, la lista de candidatos queda reducida a 6 equipos. Manchester United, Chelsea y Manchester City de la Premier, el todopoderoso Bayern de Munich de la Bundesliga, el PSG de Ibrahimovic… y el Real Madrid.

Los diablos rojos de Van Gaal, con los número de beneficios en la mano –ganaron 52 millones de euros la temporada pasada- serían los mejor colocados desde un punto de vista financiero. Y aún en el caso de repetir año tras año los mejores beneficios de su historia, tendrían un “agujero” anual cercano a los 50 millones de euros con respecto a los 100 “kilos” necesarios cada temporada.

El siguiente en la lista sería nada menos que el Real Madrid, que en el improbable caso de convencer a Messi para que emulara a Luis Figo, necesitaría más de 60 millones anuales adicionales para sufragar el fichaje del siglo (la diferencia entre los 100 millones y los 39 de beneficios que obtuvo la última temporada. Y así sucesivamente en los casos del Bayern, Chelsea, PSG y Manchester City.

El fair play “aguafiestas”

Sin embargo, hay un convidado de piedra en esta aventura que se llama Fair Play financiero y tiene muchos números para “aguar la fiesta”. Y es que si los 100 millones necesarios para afrontar la operación no fueran suficiente impedimento, el mecanismo que ha impuesto la UEFA apenas permite echar mano del bolsillo de los propietarios de los clubes como se habría hecho en otras épocas. Así, teniendo en cuenta que el reglamento permite ahora perder un máximo de “sólo” 30 millones durante 3 años –por tanto un promedio de 10 por temporada-, cualquier pérdida por encima de estas cifras debe sufragarse con ingresos del propio negocio o ahorros de coste.

La calculadora de Mourinho

El Chelsea, equipo que ha figurado en la mayoría de las quinielas de las últimas semanas, consiguió en la temporada 2013-14 24 millones de euros de beneficios, los mayores de su historia. Necesitaría por tanto otros 76 millones por temporada para llegar a los 100 necesarios cada año. Y todo ello sin poder recurrir a la chequera de Abramovich.

Conseguir 76 millones de euros adicionales por año es una aventura de armas tomar. Ni siquiera con los mejores directores comerciales o “monchis” de la venta de jugadores. Y es que se precisan operaciones extraordinarias y de forma recurrente durante cinco años. En el caso del equipo de Mourinho, estamos hablando de proyectos de la dimensión de una ampliación del estadio –pasar Stamford Bridge a 55,000 asientos daría unos 30 millones anuales-, vender a su estrella Hazard –con el consiguiente ingreso por traspaso y ahorro de salario- o de conseguir emular las extraordinarias operaciones de patrocinio que ha cerrado el Manchester United (90 millones de euros por año de Adidas o los 65 de Chevrolet).

Por ello no es de extrañar que Mourinho y su ayudante Steve Holland hayan declarado que fichar a Messi es “imposible” por culpa del Fair Play financiero. Pero el mundo del fútbol nos demuestra día a día que nada es imposible, como lo certifican los contratos del Manchester United, impensables hace unos años. Y teniendo a Messi en la presentación comercial el peor de los vendedores puede cazar contratos de patrocinio jamás vistos. Aunque harán falta unos cuantos…

 

 

(haz click aquí si no puedes ver los gráficos directamente en pantalla http://tinyurl.com/mubp6tb )

Be Sociable, Share!

No hay comentarios

No comments yet.

Leave a comment

* Datos Obligatorios

© Esteve Calzada, 2017
Powered by Global Net Sports